Preguntas Frecuentes

Energía Solar Fotovoltaica

Solar Fotovoltaica-Solutio Energia

    1. ¿Qué es la Energía Solar Fotovoltaica?

Diariamente llegan a nuestro planeta toneladas de energía de forma gratuita y limpia. Los rayos solares, además de traer luz y calor, lo cual es esencial para la vida en la tierra, pueden ser aprovechados para la generación de electricidad.

A través del fenómeno llamado fotovoltaico, la luz puede ser transformada en electricidad. Al llegar a los módulos o paneles fotovoltaicos, los fotones de la luz excitan a los electrones, generando electricidad que será mayor cuanto mayor sea la intensidad del sol.

La electricidad generada por los módulos está en corriente continua, la cual puede ser inmediatamente usada o almacenada en baterías. En sistemas conectados a la red, la energía necesita pasar por un equipamiento llamado inversor el cual convertirá la corriente continua en alterna.

Es Importante diferenciar la energía solar térmica con la fotovoltaica: en la primera la energía del sol es transformada en calor y es utilizada para el calentamiento del agua en residencias, clubes, hoteles, etc. En la fotovoltaica la energía del sol es directamente convertida en electricidad a través de los módulos o paneles solares.

    1. ¿Cuáles son los esquemas de funcionamiento de los sistemas fotovoltaicos?

A través de dos esquemas de funcionamiento: (1) Conectado a la red de UTE y (2) Aislado de la Red de UTE

  • Conectado a la red: Sistema utilizado en conjunto con inversores en lugares que cuentan con acceso a la red eléctrica de UTE, permitiendo así inyectar la energía producida (netmetering o balance neto) y disminuir los costos de implementación al no necesitar baterías para almacenar la energía.

  • Aislado de la red: Sistema diseñado para operar en forma independiente de la red eléctrica. En este caso, la energía producida por los paneles fotovoltaicos se almacena en un banco de baterías. Luego las cargas se energizan desde las baterías, ya sea en forma directa o mediante un inversor de corriente para generar energía en 220 Volts. Usualmente, estos sistemas se combinan con un generador auxiliar de modo de poder contar con energía de respaldo en caso de haber días con poca radiación, o bien con mucha demanda energética.

    1. ¿Dónde y cómo deben ser instalados los sistemas fotovoltaicos?

Los módulos fotovoltaicos se pueden instalar en el terreno, terrazas, tejados, azoteas y patios, pero también en marquesinas, pérgolas, balcones, cornisas, cubiertas de aparcamientos, etc. Un aspecto fundamental en la localización de los módulos es asegurar que no existen obstáculos que les puedan dar sombra, al menos durante las horas centrales del día (vegetación, otros edificios, elementos constructivos, otros módulos, etc.). Si se observan las posiciones del Sol al amanecer, mediodía y atardecer en cualquier lugar del hemisferio sur, se verá como el sol sale por el este, se desplaza en dirección norte y se pone por el oeste. Es por eso por lo que para aprovechar a lo largo del año más tiempo la luz solar, la orientación de los paneles se hace hacia el norte (en el hemisferio sur). En definitiva, los paneles se instalarán siempre mirando hacia el Ecuador

La inclinación óptima de los módulos fotovoltaicos depende de: 1) la latitud del lugar donde se van a instalar

2) la tipología, según sea una instalación conectada o aislada de la red eléctrica.

    1. ¿Cómo se conecta un sistema fotovoltaico a la red eléctrica? ¿Qué aparatos se necesitan?

En primer lugar, para generar electricidad solar fotovoltaica se necesitan un conjunto de módulos o paneles conectados entre sí. En segundo lugar, para transformar la electricidad producida por un panel solar fotovoltaico (corriente continua) en electricidad con las mismas características que la red convencional se necesita un inversor. El inversor se instala entre el generador fotovoltaico y el punto de conexión a la red. Una vez la electricidad solar ha sido transformada por el inversor, toda la energía producida se inyecta a la red, con las ventajas económicas y medioambientales que esto supone.

    1. ¿Funciona una instalación fotovoltaica todo el año?

Los módulos fotovoltaicos generan electricidad durante todo el año, siempre y cuando les llegue radiación solar. Normalmente en verano se genera más electricidad debido al mayor número de horas de sol, aunque la inclinación de los módulos también es importante. En los días nublados también se genera electricidad, aunque la producción se reduce proporcionalmente a la disminución de la intensidad de la radiación solar.

Los sistemas fotovoltaicos generan electricidad a partir de la radiación solar, no del calor. Por lo tanto, el frío no representa ningún problema para el aprovechamiento fotovoltaico. De hecho, como la mayoría de los dispositivos electrónicos, los módulos fotovoltaicos funcionan más eficientemente cuando hace más frío (dentro de unos límites).

    1. ¿Cuál es el mantenimiento de una instalación fotovoltaica?

El mantenimiento de los sistemas fotovoltaicos conectados a la red es mínimo y de carácter preventivo; no tiene partes móviles sometidas a desgaste, ni requiere cambio de piezas ni lubricación. En todo caso, se considera recomendable realizar revisiones periódicas de las instalaciones, para asegurar que todos los componentes funcionan correctamente. Dos aspectos a tener en cuenta son, por un lado, asegurar que ningún obstáculo haga sombra sobre los módulos y, por el otro, mantener limpios los módulos fotovoltaicos. En el caso de las instalaciones aisladas de la red, el elemento que requiere mayor atención es la batería. En la actualidad también existen baterías que no necesitan mantenimiento. Hay que tener en cuenta que las baterías son componentes que pueden producir impactos en el medioambiente si no se reciclan y es uno de los elementos más delicados y caros de los sistemas.

    1. ¿Cuál es la vida de una instalación fotovoltaica?

Energía Solar FotovoltaicaEl módulo fotovoltaico se estima que tiene una vida útil superior a 30 años, siendo la parte más fiable de la instalación. La experiencia indica que los paneles nunca dejan de producir electricidad, aunque su rendimiento pueda disminuir ligeramente con el tiempo. Las instalaciones más antiguas, de los años 60-70, aún están operativas. En general se trata de equipos fabricados para resistir todas las inclemencias del tiempo, además las células están hechas de silicio, que es duro como una piedra

Comments are closed